Publicidad

Usted es lo que piensa que es

Usted es lo que piensa que es.
Miré a su alrededor. Verá que unas personas reciben el trato de "Hola Pedro" o ¿Qué tal Luchó?, en tanto que a otras se les trata de  sí Señor. Observé y se percatará de que cierta gente inspira confianza, lealtad y admiración, no así otras personas.
Observe con más atención y se dará cuenta también de que aquellas personas que inspiran el mayor de los respetos son también personas que tienen muchos logros.
Cuál es la explicación. Puede resumirse en una sola palabra: actitud. La actitud tiene ese efecto; los demás ven en nosotros lo que vemos nosotros mismos. Recibimos el tipo de trato que pensamos merecer.
La actitud tiene ese efecto. La persona que piensa que es inferior, sin considerar cual puede ser sus cualidades reales, es inferior. Si un hombre se siente inferior, actuará de esa manera, y ningún disimulo o alardear hará que oculte por demasiado tiempo ese sentimiento básico. La persona que  siente que no es importante, no lo es.
Por otro lado, alguien que piensa verdaderamente que está a la altura de un trabajo, lo está.
Para ser importante, debemos pensar que somos importantes, creerlo verdaderamente; y entonces los demás lo pensarán también. Esta es la lógica: la manera en que usted piensa determina su forma de actuar; la manera en que actuaba determina, a su vez, la manera en que los demás reaccionan hacia usted.
Para ganarse el respeto de los demás, usted necesita primero que nada, pensar que se merece respeto. Y cuando más respeto se tenga asimismo, más respeto le tendrán los demás.
El respeto que se tiene uno mismo experiencia en todo lo que uno hace. Concentremos por consiguiente nuestra atención en ciertas formas específicas de la creen sentar el respeto hacia nosotros mismos y, por lo tanto de ganarnos un mayor respeto de los demás.
Recuerde que su apariencia habla asegúrese de que digan cosas positivas que usted nunca salga de su casa sin la certeza de que luce como la clase de persona que quiere ser.
               
                                                                                                                    
Deja tu comentario Acá    Sigue Este Blog       Ir a Principal     Todas las entradas 
Has Parte de mi equipo 
Fuente:  David J.schwartz