Publicidad

El mundo requiere de su liderazgo

Temperamento colérico.
          
  Es determinado y decidido con una sola cosa como objetivo que es “ hacer las cosas a mi manera  y  ahora mismo” puede estallar de ira  por un momento cuando no se hacen las cosas como él le gusta pero después de regañar a todos, él piensa que todo se terminó y se tranquiliza. Siempre dinámico  y optimista; un dominante colérico ama a una flemática práctica. Pueden complementarse con un flemático cuando entiende y acepta el temperamento del otro
El colérico es La cabeza fría cuando otros pierde la suya, la decisión clara que ilumina mentes confusas el liderazgo para guiarnos al bien, la audacia para arriesgarse en situaciones ambiguas, la confianza inquebrantable ante el desprecio de otros; la independencia para mantenerse firme ante la adversidad  el guía cuando nos alejamos de la meta. El  impulso de tomar armas contra un mar de problemas y luchando, acabar con ellos. Es la persona dinámica que sueña con lo imposible y aspira alcanzar la más lejana estrella; siempre está planeando, alcanzando, teniendo éxito. Mientras el sanguíneo está hablando y el melancólico planeando; el colérico estás llevando a cabo algo. Es fácil simpatizar y entender una persona temperamento colérico, con tal que usted se ciña a su regla: “ hágalo como yo digo y ahora”. Se parece al sanguíneo en el sentido que  es extrovertido y optimistas; pueden comunicarse abiertamente con los demás y sabe que todo saldrá bien, siempre y cuando él  tenga el liderazgo. Cumple más que cualquier otro y dejar conocer cual es su punto de vista. Como tiene motivación y cualidades innatas del liderazgo, generalmente tiene éxito en su profesión.
Algunas de las características que identifican rápidamente a un colérico son: control confianza en sí mismo voluntad de Hierro dominio determinación consignar reorganización y autoridad; el colérico muestra una tendencia hacia el liderazgo desde su temprana edad es un jefe nato; con él no es cuestión de, si tomar el control  si no cuando. En tiempos de crisis toma el mando con una necesidad impulsiva de cambiar todo, es una persona compulsiva y tiene que cambiar todo lo que están fuera de lugar y corregir cualquier injusticias que sufren los desamparados, están siempre listo a luchar y hacer campaña en favor de causas justas, nunca es indiferente ni apático sino interesado y seguro.
Voluntad fuerte y decisiva, toda organización o familia necesita de la fuerza y voluntad de tomar decisiones que es una característica inherente a un colérico. Cuando otros no pueden decidir el colérico decide en él acto;  soluciona problemas y ahorra tiempo. Aunque no todos aprecian su disposición, el rol de los coléricos en la vida es muy difícil, tienen las respuestas, saben lo que hay que hacer pueden  tomar decisiones rápidas, sacan a otros de problemas; pero raras veces son populares porque su confianza en sí mismo y sus fuerte voluntad pueden amedrentar a otros y por su tendencia hacia el liderazgo pueden parecer muy mandones. Cuando entienden su temperamento deben intentar modificar sus acciones para que otros respondan positivamente a sus obvios talentos
Orientado hacia metas, siempre tienen más interés en  llevar a cabo sus planes, que en agradar a otros. Esto tienen resultados positivos y también negativos; porque tienden a quedar solos en la cima. Siempre pueden trabajar mejor si logran mantener a los demás a un lado por lo que  frecuentemente llegan a ser solitarios no porque así lo quieran, sino porque nadie puede mantener su ritmo y dan a entender que otros están impidiendo su progreso.
 Delega trabajo, el mayor talento que el colérico usa, es su capacidad de llevar a cabo más trabajo que otros ayudado por su talento de organización: cuando mira cualquier trabajo mira instantáneamente cómo se debe hacer; saben toda la ayuda con que puede contar y rápidamente delega trabajo a su equipo. Es capaz de dar responsabilidades a espectadores ociosos puesto que piensa que: cualquiera preferiría estar trabajando que está desocupado. La oposición lo estimula, no solamente están orientado objetivos, sino que la oposición los impulsa: si los sanguíneas empiezan un trabajo, y alguien dice que es imposible de hacer; ellos agradecen a esa persona y abandonan inmediatamente; los melancólicos sufren remordimientos por el tiempo perdido en planear y analizar la situación; y los flemáticos están contentos de que no se puede hacer porque les parecía mucho trabajo.  Pero diga a un el colérico que es imposible y se empecina más en demostrar lo contrario, poseen instinto  de luchar contra fuerzas superiores,  que los hace subir rápidamente a la cima de su profesión. La crítica no los desanima ni los acobarda, ni  el desinterés de los demás.  Fijan sus ojos en el objetivo y la oposición la usan como motor para  seguir adelante.
Poca necesidad de amistades   mientras el sanguíneo necesita amigos que lo escuchen, el melancólico los necesita para que lo apoyen; el colérico no necesita amistades. No es que sea insociable  si no que no necesita de otras personas;   tiene sus proyectos y considera todo lo que lo distrae de su objetivo como una pérdida de tiempo. Trabajar en grupo cuando es por un propósito utilitario, y está gustoso de ayudar a otros pero no quiere gastar su tiempo en detalles. Generalmente tiene razón tiene una capacidad innata para juzgar situaciones  y dar su opinión, sólo cuando está seguro que tiene la razón; aunque este rasgo puede ser de gran ventaja, las demás personas no lo aprecian.
A los coléricos les encantan las emergencias para que puedan superar situaciones inesperadas y tomar otros caminos

El talento del colérico  para dar liderazgo incisivo, se  necesita desesperadamente en cada área de la vida; pero llevado a un extremo el colérico se verá como alguien mandón  autoritario y manipulador. Las emociones que lo definen son:  mandón, impaciente, temperamental  denso demasiado  impetuoso,  se deleita en la controversia;  no se rinde a pesar de perder.  es inflexible  le disgustan las lagrimas y las emociones  no muestra simpatía hacia los demás .


El colérico como padre  tiende a ser dominante,  demasiado ocupado para dar tiempo a la familia,  contesta demasiado rápido  se impacienta con los que no tienen buen desempeño,  impide que los hijos se relajen  puede hacer que los hijos se depriman
.
El colérico en el trabajo  es intolerante ante  los errores  no analiza los detalles,  las trivialidades le aburren  puede tomar decisiones temerarias,  manipula a las personas. “El fin justifica a los medios”,  el trabajo puede llagar a ser su dios,  demanda lealtad de parte de sus subordinados


Como amigo  tiende a usar a las personas,  domina a los demás  decide por otros  sabe todo , todo lo puede hacer mejor  es demasiado independiente  de sus compañeros, no puede  decir “lo siento.  Puede estar en lo correcto y  ser impopular

Fortalezas: el extrovertido , el activista, el optimista, es un líder nato dinámico y activo,  tiene una necesidad compulsiva para  el cambio, actúa  con rapidez, quiere corregir las injusticias  es impasible, no se desanima fácilmente, independiente y autosuficiente, es confiado en sí mismo, puede manejar cualquier proyecto.
Como padre: ejerce liderazgo sólido  establece. Metas, motiva a su familia a  actuar,  sabe la respuesta correcta  organiza el hogar.
En su trabajo  se propone metas, organiza bien, busca soluciones prácticas, actúa con rapidez, delega el trabajo, exige productividad, cumple lo propuesto  estimula la actividad, le interesa poco la oposición.


Como amigo: es poco amigable  organiza el trabajo en grupo, esta dispuesto a liderar, casi siempre tiene razón  se destaca en emergencias .


Bibliografía: Enriquezca su personalidad Florence Littauer